Cena maridaje con Marqués de Vargas y monólogo

El pasado jueves 29 de Noviembre disfrutamos una vez más de una cena maridaje con el grupo vinícola Marqués de Vargas, guiada por su embajador Omar Bravo y en la que en la sobremesa se pudo disfrutar del monologuista Rubén García mientras se degustó una copa de Hendricks o Barceló Imperial.

La cena empezó con el blanco que el grupo hace en Rías Baixas, Pazo San Mauro (2017), albarño 100% que encajó perfectamente con los dos primeros platos, muy diferentes por cierto entre si, el ceviche de corvina y las vieiras plancha con habitas tiernas y jamón ibérico de bellota.

Luego llegó el turno del vino insignia del grupo vinícola: Marqués de Vargas Reserva (2012) que se maridó con el steak tartare y con el suquet de lubina y gambas estilo albufera.

Y acabamos con Conde San Cristóbal (2014) el Ribera del Duero, un vino mas potente que pedía platos con mas contundentes, por lo que se sirvió la carrillera de ternera en su jugo y posteriormente el postre, una tarta sacher con mermelada de frambuesa.

Fue una noche más para el recuerdo, donde decir que disfrutamos es poco, y es que tuvo de todo: momentos de ovación a los cocineros porque la cena fue memorable, de reír a carcajadas con Rubén García que cada día es mas grande, de saborear los grandes vinos del Grupo varma, y de agradecer a todos que una noche así fuera posible.
¡¡Gracias!!

 

Glamour y alta cocina en nuestro 32º Aniversario

Sabíamos que la ocasión iba a merecer la pena. Con este son ya 32 los cumpleaños que celebramos y desde el primer momento quisimos que fuera una noche muy especial. Invitamos a esta cena temática a nuestros amigos de Bodegas HispanoSuizas y sabíamos que esto era una gran garantía. Contamos con la presencia de uno de sus fundadores, el enólogo Pablo Ossorio y su delegada de ventas, Leticia Peiró.

La noche empezó con el crítico gastronómico Pedro G. Mocholí presentando la velada, haciendo un repaso histórico por la evolución de El Gastrónomo sin olvidar citar nuestros platos estrella, como el steak tartare, que sigue siendo nuestra seña de identidad.

José Javier Martínez, gerente del restaurante, destacó lo complejo de “estar treinta y dos años en la brecha, por lo que cada año que cumple El Gastrónomo es un motivo de celebración, y esta vez no iba a ser menos”. Él mismo dio paso a Pablo Ossorio, que nos explicó por qué se han convertido en una gran referencia de los grandes vinos, y nos deleitó con una exposición del proceso que siguen para que todos sus caldos sean de primera calidad, destacando el esmero en posicionar su cava como una gran referencia. “No queríamos tener un cava valenciano, queríamos ponernos a la altura de los mejores y lo hemos conseguido”. Destacó en su charla el gran magnetismo de Pablo con las palabras. Porque a veces no se trata de lo que se cuenta sino de cómo se cuenta. Una clase magistral.

Llegaba el momento de la cena. Nuestro primer vino, un espumoso blanco Tantum Ergo Brut Nature de 2012, lo maridamos con dos platos muy diferentes entre sí, poniendo a prueba la versatilidad de los cavas de Bodegas HispanoSuizas. Los platos elegidos fueron una ensalada fresca de vieiras y vinagreta fruta de la pasión y, por otro lado, tataki de atún.

Decidimos maridar nuestro plato estrella, el steak tartare, con uno de los caldos más exitosos de la bodega, un Impromptu Rosé 2015. Pablo explicó el por qué de su sabor y su color, haciendo una demostración durante la cata. Teníamos ganas de descubrir qué sugería en el paladar la mezcla de la carne cruda y especiada con un rosado y el resultado fue excelente. Este mismo vino lo degustamos con un bacalao a la vizcaína, un clásico con mucho sabor. Desde nuestro punto de vista, fue toda una experiencia.

Seguimos con un tinto, el bobal, petit verdot, cabernet franc, merlot y syrah Bassus Finca Castilla Herrera 2013. En esta ocasión Pablo destacó que, a diferencia de otros vinos, su sabor se mantiene en el paladar de una forma extensa y pausada. Fue un acierto su maridaje con con unos escalopines a los dos quesos. Encajó a la perfección por la untuosidad de la salsa con los quesos. Requería de un vino potente para ello y a la vista del resultado, la decisión fue acertada.

 

La sorpresa de la noche llegó con el postre y el vino dulce. A todos los clientes (y a buena parte de nuestro equipo) llamó la atención el color del vino, muy similar al rosado presentado anteriormente. Su frescura y dulzura encajó a la perfección con nuestra tarta de trufa y frambuesas. Era un Bassus dulce 2014.

En definitiva, una noche donde no solo disfrutamos de una gran cena sino que además aprendimos muchas cosas sobre los métodos de elaboración y de posicionamiento en el mercado de una de las bodegas que se establece como una referencia indiscutible a nivel de calidad. Queremos agradecer a Pablo y a Leticia su trabajo y que compartieran una cena tan especial para nosotros. También a Pedro García Mocholí por sus palabras introduciendo la velada. En definitiva, qué mejor manera de celebrar un aniversario que con los mejores vinos y los mejores platos. Guardaremos en nuestra memoria con mucho cariño esta velada tan especial. Gracias a todos.

Buenos vinos y buen humor en la última cena maridaje de El Gastrónomo

El grupo vinícola Marqués de Vargas fue el homeajeado en nuestra última cena maridaje del año 2016. Sus vinos Pazo San Mauro 2015, Conde San Cristóbal 2013 y Marqués de Vargas reserva 2009, brillaron con fuerza en una noche en la que no faltó el Steak Tartare y el humor de la mano del famoso monologuista Rubén García.

dsc_19561

“Nuestras cenas maridaje son una cita familiar y distendida donde nuestros clientes participan de la ceremonia de los vinos, conversan con los bodegueros, disfrutan de un menú hecho a medida para ocasión y son amenizados con una actuación en directo que pone siempre el broche a una cena especial”, explica Jose Javier Martínez, maitre de El Gastrónomo.

dsc_1959

La noche comenzó con un timbal de foie, al que sucedieron unos pimientos rojos asados con bonito y mojama. El Albariño de Marqués de Vargas hizo su acompañamiento en las copas elevando cada bocado a la máxima potencia.

Un Ribera del Duero le dio la mano a un clásico steak tartare y a una deliciosa corvina, justo antes de que hiciera su aparición un rabo de toro, maridado con el Marqués de Vargas reserva 2009.

dsc_1970

Diría que el colofón fue el biscuit glacé, uno de los postres más genuinos de El Gastrónomo, pero esta vez no fue así. El broche final lo puso el monologuista Rubén García, que nos hizo reir como nunca durante casi un hora, copa de Hendrics o Barcelo Imperial (al gusto) en mano.

Con esta cena maridaje, despedimos el año 2016, agradeciendo a Varma que nos acompañase en una noche tan divertida.

Cavas Gramona, maridaje con burbujas

_dsc1734

El pasado jueves tuvimos la suerte de tener a Cavas Gramona en nuestra casa, en una de esas cenas que tanto nos gusta maridar con el mejor legado de las bodegas por las que nos dejamos mimar. Maridaje con burbujas, así fue la cosa: buenos vinos, mejores cavas y un colofón dulce, esencia de la parte más noble de la uva, que puso el lazo a una velada perfecta.

_dsc1699

Una crema fría de salmorejo y mojama, abrió el ágape. En la copa, Gramona La Maca, 2015. Mucho sabor a partes iguales. La noche prometía tras ese debut. Los gastrónomos de la noche, Miguel Ángel Pastor (Gestiona Radio), Juan de Dios (Gestiona Radio) y Gracia Soriano (Mediterráneo TV), ya lo auguraron nada más tomar parte de la mesa de la bodega, donde el disfrute está siempre asegurado.

_dsc1760

La ensalada de frutas con foie hizo lo propio en el paladar mientras degustábamos un Gramona Pinoteamo 2015, antesala del Steak Tartare que hizo su aparición con el Gramona Argent Rosé Brut Gran Reserva 2012, tan frío como elegante, burbujeante y, no lo vamos a negar, ESPECIAL.

_dsc1747

Las burbujas continuaron emergiendo en la copa a ritmo de Gramona Brut Imperial Gran Reserva durante el turno de la Merluza a las algas, momento clave en la cena maridaje. Y al Solomillo de boletus no le quedó otra que esperar a su pareja de baile esa noche: el Gramona III Lustros Brut Nature Gran Reserva 2007, apreciado por todos y, por qué no decirlo, esperado y deseado.

_dsc1758

La sorpresa la dio el Gramona Vi de Glass Gewürztraminer 2011, “Esencia de la parte más noble de la uva”, que conquistó a propios y a extraños del vino dulce, en un tête a tête con una Mus de lima-limón con núcleo de mango y fruta de la pasión.

videglass

El resumen de la noche fue: burbujas, amigos y mucho sabor. Nuestro más sincero agradecimiento al generosísimo Toni Pérez, de Cavas Gramona y a uno de los artífices de la noche, el distribuidor Pablo Bacete de Leblosen.

 

Maridaje con Enate

Se acerca el período de descanso vacacional, necesario para volver con las pilas cargadas el próximo mes de septiembre, pero no queríamos irnos sin el colofón que supone nuestras ya tradicionales cenas maridaje. En esta ocasión, fue Bodegas Enate la protagonista de una noche entrañable, divertida, musical y con mucho sabor, maridado con sus mejores caldos.

jazz_elgastronomo

Óscar Valle, director de Enate, sorprendió con todos los vinos, algunos más populares como el vino blanco Enate Chardonnay 234; otros más sofisticados como el Enate Rosado 2015 o el Enate Chardonnay 2014; y otro que nadie todavía había probado: el Enate Reserva 2010, cuyas primeras botellas fueron descorchadas esa misma noche para los comensales, para sorpresa de todos.

tratalimon

El Enate Gewurztraminer dulce 2013, puso el broche a una noche diez en la que no faltaron los clásicos de nuestra carta como el Steak Tartar o la Merluza al all i pebre estilo albufera y otros platos confeccionados para la ocasión como la Crema fría de manzana al curry con virutas de trufa de verano que, todo hay que decirlo, causó sensación.

cena_enate

El restaurante lleno, como cada cena maridaje, contó con la presencia de numerosos amigos, entre ellos los periodistas y comunicadores Joseca Arnau, Antonio Vergara y Beatriz Cebrián.

enatemagnum

Y llegados a este instante de la temporada, en el que cumplimos 31 años, no podemos decir otra cosa que ¡gracias! por la entrega, por la confianza y por la visita, además de felicitar a las tres mesas que se llevaron esas tres botellas Magnum que sorteó la bodega al finalizar la cena.

En septiembre, más y mejor. ¡Feliz verano!